NOTICIAS

Constancia y trabajo en equipo, igual a éxito


Constancia y trabajo en equipo, igual a éxito Una vez más quedó demostrado que si hay trabajo en equipo, así como constancia, se pueden conseguir resultados sobresalientes y lo pudimos apreciar con nuestros atletas que participaron en las Copa Mundiales de Tiro con Arco y Clavados de Altura, en Antalya, Turquía y Zhaoqing, China, de manera respectiva.

Si a estos dos rubros le sumamos la amistad, es una trilogía perfecta para alcanzar metas, por imposibles que se vean o se sientan lejos de nuestro alcance.

Eso precisamente predomina en el equipo femenino de arquería integrado por Alejandra Valencia, Aída Román y Mariana Avitia. Las tiradoras se conocen bien, están trabajando juntas desde el ciclo olímpico que se cumplió en Londres 2012, aunque pocos años después tuvo un retiro momentáneo la regiomontana para atender asuntos personales.

En su primer gran torneo de la temporada, las mexicanas se quedaron con la medalla de plata, mismo metal logrado en el anterior Campeonato Mundial realizado en Corea. Para World Archery, el organismo que manda en el tiro con arco, el conjunto mexicano puede competir con los mejores equipos del orbe.

Ya lo dijo Alejandra: "Realmente nos conocemos. Sabemos todo lo que necesitamos decir, cómo disparamos. Es una muy buena relación que tenemos. Tenemos mucha confianza el uno en el otro y cada vez que disparamos juntos tenemos una oportunidad".

Valencia, esta ocasión, concluyó en el cuarto lugar, mismo sitio que en los Juegos Olímpicos Río 2016.

Ante esta situación, no dudo que durante el Mundial del 9 al 15 de junio en Hertogenbosch, Holanda, lograrán la plaza olímpica para Tokio 2020. Llegando a cuartos de final, el objetivo estaría cumplido.

Por otra parte, Adriana Jiménez demostró ser la gran figura de nuestro país en lo que se refiere a clavados de altura. Se ha adaptado muy bien desde los 20 metros para hacer su ejecuciones, por cierto, muy elegantes.

Jiménez ganó bronce en la Copa del Mundo en China y fue su segundo podio en los últimos tres años, pues fue campeona en abril de 2017, y debido a una lesión, no pudo refrendar su título el año pasado.

Además, el pasado 12 de mayo, terminó tercero en la segunda parada de la Serie Mundial de Clavados de Altura, en Dublín, Irlanda. Eso habla de un excelente nivel alcanzado tras su lesión a finales del año pasado.

Aparte de ella, subcampeona actual de dicho serial, hay otros dos mexicanos: Jonathan Paredes, quien en el 2017 fue campeón y tercero en el 2018, así como Sergio Guzmán.

Ellos están juntos en la Serie hace poco más de tres años, se llevan bastante bien, entrenan juntos la mayoría de las veces y disfrutan lo que hacen lanzándose (hombres) desde una altura de 27 metros.

Enhorabuena para nuestros triunfadores atletas, ejemplo de la juventud y admirados por todos.