NOTICIAS

Un estilo de vida


Un estilo de vida Deporte, desarrollo y paz, tres palabras que en conjunto engloban todo una filosofía de vida desde cualquier ángulo que las veamos. Van prácticamente de la mano y la propia Organización de las Naciones Unidas reconoce su importancia con el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz que se conmemora cada 6 de abril.

Considerado como un ‘facilitador del desarrollo sostenible’, el deporte es un catalizador social, pues a través de él, se inculcan valores como el respeto, la tolerancia, la igualdad, que lo mismo se muestra en el plano competitivo que en la misma formación de los individuos, tanto en el aspecto personal como social.

La sana competencia, la disciplina, la perseverancia, la búsqueda de ser mejor se aplica en el terreno de juego y fuera de él, todo en una constante relación natural con quienes conforman nuestro entorno, un proceso permanente de socialización y quizá interacción y gestión de manera pacífica.

El desarrollo personal se traduce entonces en una mejor salud física y mental, una mayor y más efectiva interacción social debido a que se tienden puentes de comunicación únicos que generan empatía entre propios y extraños.

Históricamente se ha demostrado que el deporte ha sido, es y será, agente natural de paz en momentos de conflicto, lo mismo desde la antigua Grecia durante los Juegos Olímpicos que hasta el más reciente ejemplo con la unificación de las dos Coreas en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018.

El deporte y su influencia trasciende al motivar el desarrollo físico, mental y hasta cultural de las personas sin distinción de edad, género o raza, ya sean chicos y grandes, en lo individual o en lo social, el deporte es en sí mismo, un proyecto de vida que nos transforma, que nos mueve y hace evolucionar en un entorno de armonía y cooperación desde las comunidades y hasta las naciones.

Así, aunque oficialmente conmemoramos el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz cada 6 de abril, este año el próximo sábado, la realidad es que como integrantes de la Familia Olímpica y del amplio mundo del deporte, lo celebramos todos los días.